Cómo colgar los cuadros

Una colección de fotografías o pinturas aportan personalidad y calidez a cualquier habitación. Cuando se colocan adecuadamente pueden cambiar el aspecto de la habitación.

Los cuadros se deben colgar a la altura de los ojos. Hay controversia sobre cúal es la “altura de los ojos correcta”. Para algunos, se debe considerar dicha altura estando de pie, para otros estando sentados. Hay otros que dicen que la altura correcta se tendrá en cuenta según el uso que se le dé a la habitación. Esto significa, que en un pasillo los cuadros se deben colocar a la altura de los ojos estando de pie, y en un salón, estando sentados ya que en un salón se pasa más tiempo sentado que de pie.

¿Cómo y dónde se debe colocar el arte de pared? Depende de a dónde quieras que se dirijan las miradas.

Agrupando unos cuadros o fotos se consigue un excelente punto focal. Esta tarea requiere planificación. Primero coloca los cuadros en el suelo y orgánizalos a tu gusto (así no dejarás marcas en la pared). El secreto para colocarlos bien es el equilibrio. Usa un metro para comprobar que los cuadros quedan a la misma distancia. Por ejemplo, cuatro cuadros pequeños a la izquierda de uno grande se equilibran con dos cuadros de tamaño mediano a la derecha. Para conseguir un buen resultado, sé paciente, mide y planifica.

Ten en cuenta la luz para enfatizar la composición. Si la luz se dirige directamente a los cuadros hay que tener incluso más cuidado. Cuidado con la luz demasiado brillante; esta debe ser suave y que no produzca reflejos.

Añade diversidad a la composición. Usa marcos de diferentes formas y tamaños pero que se complementen entre ellos.

Presta atención al equilibrio de la habitación entera. Ten cuidado de no colocar todos los cuadros en una sóla pared, ya que esto desequilibrará toda la habitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *